La sobrepesca y su solución

El acuerdo es unánime, todas las personas apreciamos el mar. Por tanto, la contundencia de este dato nos conmoverá: en los últimos sesenta años han desaparecido el 90% de los peces grandes. La causa principal es la sobrepesca, una responsabilidad directa que nos compromete. Toca reaccionar.

De entrada, el planteamiento es sencillo, para evitar la progresiva desaparición de las especies marinas hay que permitir la repoblación tras ejercer la pesca. Las claves pasan por la cantidad, la selección y el intervalo entre capturas. Dicho así, todo parece apuntar a la ambición de los/as profesionales. Nada más lejos, un/a pescador/a difícilmente llegará a nadar en la abundancia y sus condiciones laborales son duras. Sin duda, la situación requiere ser abordada con amplitud.

En dos entradas anteriores de este blog, hemos analizado las áreas marinas protegidas y la participación ciudadana. En esta ocasión integraremos las tesis de ambas reflexiones para dirigirlas a un ejemplo concreto, nos trasladamos a Arenys de Mar, en Barcelona.

Playa de Arenys de Mar, en Barcelona.

Playa de Arenys de Mar, en Barcelona.

Desde aquí recorremos la costa en dirección norte hasta l´Estartit, en la Costa Brava. En total, poco más de 100 km de poblaciones mediterráneas que comparten una particularidad, si nos paramos en un restaurante nos ofrecerá un plato de sonsos fritos, pescado típico de la gastronomía local. De notable parecido al guelde, todo el sonso de esta zona se distingue por proceder de la pesca sostenible.

Los métodos de extracción tradicionales, altamente selectivos, y la participación conjunta de diferentes agentes sociales, han conllevado mejoras laborales a la vez que la cantidad de peces se regenera conforme a sus tiempos naturales. Las personas responsables se basan en un sistema de coordinación: la co-gestión. Tal ha sido el éxito, el modelo es tan eficaz, que se creó en el año 2012 y en el 2013 ya recibió su primer reconocimiento internacional por Mérito a la Conservación.

Lo mejor de todo, se puede replicar en cualquier lugar, no requiere inversiones. La iniciativa se descubre en el siguiente vídeo:

Como vemos, la sobrepesca se soluciona con la acción en red, con colaboración horizontal entre los distintos sectores implicados. Desgranemos por partes los cometidos:

  • En primer lugar, los/as pescadores/as actúan con autonomía, controlan sus propias capturas, a cambio de una mejor calidad de vida sin que mengüe su remuneración. La confianza entre las cofradías se antoja imprescindible.
  • Los/as investigadores/as cuantifican, hacen seguimientos, supervisan el impacto… desempeñan tareas fundamentales para decidir las políticas de explotación desde criterios rigurosos e imparciales. Ponen la vista en el medio y largo plazo.
  • Respecto a las asociaciones sin ánimo de lucro, se mueven por fines éticos, reflexionan en valores y fijan el rumbo. Se nutren, en gran medida, de participación voluntaria y, en consecuencia, destacan por su capacidad de inmersión social. Pensemos en la educación ambiental para generar valor y demanda como consumidores.
  • Las administraciones públicas  aportan su poder de convocatoria, apoyan en clave jurídica y de incentivos la conservación de la biodiversidad.

Estos cuatro agentes comparten una labor común, sentarse una vez al mes en la misma mesa, tomar decisiones y planificar acciones ¿Realista? Desde luego, ya hay varios lugares que han implantado este sistema. En Cataluña sólo han necesitado un año para obtener resultados tangibles ¿Por qué no aquí (donde quiera que estemos)? Con algo de tesón, no hay razón para el desánimo, pensemos que la base es sólida, hay acuerdo, todos/as apreciamos el mar.

Anuncios
Tagged with: , , , , , ,
Publicado en Artículo, Pesca sostenible, Reservas Naturales
5 comments on “La sobrepesca y su solución
  1. Javier García dice:

    Interesante entrada. Y en mi opinión muy acertada. La cogestión ya ha demostrado ser una herramienta interesante también en las Reservas Marinas de Interés Pesquero en Galicia, concretamente las localidades de Lira y Cedeira. Es muy interesante, pero hay que tener cuidado en mi opinión con una cuestión clave ¿cómo asegurar el apoyo de la administración (apoyo político) en el largo plazo?. En numerosas ocasiones esfuerzos tan interesantes como el descrito han dejado de recibir apoyo político y tristemente han acabado como iniciativas aisladas sin mayor continuidad. Es un equilibrio delicado el de pescadores-administración-científicos-ONGs-empresas… ciertamente me parece que es un buen camino: una gobernanza de estos espacios a través de la cogestión. Mi comentario sólo va dirigido a expresar una posible amenaza que creo que habría que gestionar de alguna manera para asegurar la continuidad del modelo. Quizá sea suficiente con lograr una buena alianza de base (pescadores-científicos-ONGs-empresas) que presione para conseguir el apoyo político (esto ha funcionado en Cuba en asuntos relacionados con la costa, pero ciertamente no tenemos la “cultura participativa” de aquéllos), o quizá haya que pensar en algo más, no lo sé, sólo planteo la necesidad de echarle cabeza a este asunto.

    Por otro lado, otra cuestión importante se me viene a la cabeza. ¿Qué pasa cuando en lugar de tratarse de pescadores artesanales tratamos con grandes pesqueros?. Por ejemplo, los atuneros japoneses son en buena parte responsables de la vertiginosa caída en las poblaciones de atún rojo en el Mediterráneo. Pescadores tradicionales de un arte local llamado “Almadraba” han visto reducidas sus capturas y la UE no ha tenido rubor a la hora de ponerle una “cuota” de pesca no siendo la responsable de la merma en sus poblaciones, pero ¿cómo imponer medidas a un barco japonés?. La solución ha sido castigar a las almadrabas, un arte de pesca que ha demostrado ser sostenible ya que lleva usándose desde tiempos de los fenicios en las costas de Cádiz y Marruecos cercanas al Estrecho de Gibraltar. Con ello quiero decir que la pesca industrial es, en buena medida, la causante de la disminución de poblaciones de grandes peces, y si bien la buena gestión de la pesca artesanal ayuda y mucho a cambiar el modelo, deberíamos pensar qué hacer también con la pesca industrial pues no creo que sea posible repetir el modelo de co-gestión, en ocasiones porque pescan en caladeros de alta mar barcos de múltiples nacionalidades. Sin duda, creo, un enorme reto de futuro ya que son los grandes responsables. En este caso, se trata de un asunto a tratar en el plano internacional, ¿podría hacerse algo, a quién habría que presionar, podría llevarse el ejemplo de cogestión local a instancias internacionales para repensar el asunto?.

    En fin, que enhorabuena por la iniciativa a los de Barcelona, un trabajo impresionante que espero tenga un largo futuro por delante y actúe de fuerza motriz para que el modelo sea trasladado a otros lugares de la geografía española.

    Saludos y gracias por compartirlo.

  2. Sofia Solares Pechosuelto dice:

    No hay una solución bien planteada

    • admingeriasostenibilidad dice:

      ¿Te animas y propones Sofía? 😉

    • Javier García Sanabria dice:

      En mi opinión, Sofía, ante problemas complejos como el planteado no existen recetas o “soluciones” milagrosas, sino que lo que hay son muchas soluciones distintas que han funcionado en diversos lugares. Todo dependerá del tipo de pescadores, de la cultura de la zona, de las administraciones en juego, del recurso, etc… y esto cambia de un lugar a otro. Si bien no creo que puedan proponerse “soluciones universales”, sí es posible plantear aproximaciones innovadoras ante los problemas, y la que se plantea en este artículo es interesante: involucrar a los pescadores, no sólo como parte del problema, sino también como parte de la solución. La cogestión permite esto y podríamos definirla como una gran alianza y suma de esfuerzos para solucionar un problema común. El cambio de enfoque, de aproximación hacia el problema, es evidente. En lugar de imponer restricciones que no van a ser bien vistas y cuyo cumplimiento es muy difícil de seguir en el mar, ponemos los problemas y las soluciones sobre la mesa para, entre todos (pescadores, administración, ciencia,…) llegar a la mejor solución posible en un acuerdo de co-gestión cuya aplicación será, con creces, mucho más sencilla que en el caso de la imposición de una medida que no se ha elaborado desde el consenso. Éste es para mí el sentido de este artículo, aportar una idea de posible “camino” hacia la solución. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: