“¿Me ha parecido ver un lindo gatito…?” La problemática de las especies invasoras en islas.

¿Sabían que las especies exóticas invasoras son una de las primeras causas de pérdida de biodiversidad en el Mundo? Especialmente grave en ecosistemas vulnerables como las islas (Islas como las Canarias, les suena…). Una especie exótica es una especie introducida fuera de su área de distribución natural y de su área potencial de dispersión que no hubiera podido ocupar sin la introducción directa o indirecta  del hombre. Pero ¿todas las especies exóticas son invasoras?  La respuesta es no. Una invasora es una especie naturalizada con gran capacidad de propagación y capaz de alterar sustancialmente el ecosistema nativo y/o ocasionar graves perjuicios a la económico (producción agrícola, ganadera, forestal, e incluso a la salud pública). Así que podemos afirmar que hay  especies exóticas que no tienen capacidad para invadir. Pero lo que nos preocupa en el blog de hoy, sin lugar a dudas, son ésas que sí causan daños tanto en los ecosistemas como en la economía.

Cuando uno empieza a indagar en el tema, se percata del alcance que tiene la temática de hoy, sobre todo al descubrir que el Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (ratificado por España en 1993)  reconoce la existencia de este problema en su artículo 8.h.

Si seguimos buscando información al respecto nos encontramos con una normativa europea, nacional y autonómica que no describiré detalladamente para no aburrir al personal. Resumiendo, podría decirles que de nuevo existe una amplia legislación al respecto carente de respaldo económico, humano y técnico que permitan aplicarla. Entre ellas, destacar el Real Decreto 1628/2011,14 noviembre, por el que se regula el listado y catálogo español de  especies exóticas invasoras.  El objeto de dicho Catálogo Nacional es, entre otros:

– “Establecer medidas para prevenir la introducción de especies exóticas invasoras y para su control y posible erradicación.”

– “Definir las características y el contenido de las Estrategias de gestión, control y posible erradicación de las especies exóticas invasoras para aquellas especies de las que exista información científica y técnica que indique que constituyen una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, la agronomía o para los recursos económicos asociados al uso del patrimonio natural”.

Más allá del papel (que todo lo aguanta), nos encontramos ante una realidad y unas circunstancias que  están muy lejos  de cumplir con todo lo anterior. El ejemplo lo tenemos en uno de los casos de mayor controversia cuando se habla de especies invasoras: el gato. Sí, esa linda mascota que ronronea dulcemente rozando su suave pelaje por nuestras extremidades. El gatito de Shrek, que nos pone ojitos tiernos y emite ruiditos que podrían ablandar hasta el más duro del Oeste. Me gustan los gatos, admiro a los gatos y sus capacidades que le convierten en uno de los depredadores más eficaces del planeta. Pero es justo eso que me genera admiración, lo que me disgusta a su vez.

Gato cazador

Gato cazador

Vivimos en una sociedad en la cual existe la creencia de que si eres amante y defensor de los animales, debes alimentar a los gatos callejeros. En una sociedad en la que sus ciudadanos carentes de tiempo que dedicarle a su mascota, elijen tener un gato porque “sólo tienes que preocuparte de darles de comer…El resto del día anda por ahí, jugando, saltando… ¿Cómo vas a encerrar a un gato en casa? ¿Estás loco?” Y yo me pregunto ¿por qué los gatos sí campan libremente y los perros no? (comparemos con razas de perros pequeños, por ejemplo).

No se equivoquen, me encantan los gatos. Pero no más que un lagarto, no más que un pinzón, no más que muchas especies sobre las que caza. Porque sí, los gatos cazan, depredan. Es su instinto, no lo hacen porque tengan hambre. Cazan porque es una conducta innata que han desarrollado evolutivamente. Hace un par de años en Reino Unido se realizó un estudio durante 5 meses con 986 gatos. En este estudio se comprobó que esos gatos cazaron 14. 370 presas, por lo que extrapolando se considera que los gatos capturan en ese país 220 millones de animales silvestres por lo menos.  ¿Entienden ahora por qué me preocupan los gatos? Soy consciente de que el problema no es el animal en sí, es nuestra cultura sobre ellos, nuestras acciones, nuestra despreocupación de qué es lo que está haciendo el gato cuando no está en casa. Pues ya se lo dicen numerosos estudios: está cazando.

Recientemente el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) publicó un artículo en la revista BioScience, donde se afirma que los gatos asilvestrados amenazan la supervivencia de vertebrados endémicos insulares, contribuyendo a la extinción de al menos 33 especies de vertebrados endémicos.

Islas en las que se han registrado extinciones causadas por gatos silvestres

Islas en las que se han registrado extinciones causadas por gatos silvestres

El CSIC ya había publicado años anteriores estudios sobre la problemática que hoy nos ocupa. Concretamente cuantificaron el alcance de la llegada de felinos a las islas y concluyeron que se les puede responsabilizar del 14% de las extinciones de aves y otros pequeños vertebrados insulares que han ocurrido en los últimos siglos.

Pero no sería justo demonizar al gato, sobre todo teniendo en cuenta que a muchas de las islas llegaron introducidos por el hombre.

El problema con las especies invasoras en general y en particular con los gatos está ahí y así se demuestra cuando en los planes de reintroducción de algunas especies como los lagartos gigantes de La Gomera y el Hierro, se contemplan acciones de control poblacional de gatos.

Dicen los expertos que la mejor herramienta para evitar los efectos negativos de las invasoras, es la prevención. Llegados a un punto, denominado de no retorno, la situación no se puede revertir y pasamos de hablar de erradicaciones a sólo control poblacional. Parece más que evidente que la prevención y la erradicación hay que descartarla en el caso que nos ocupa. Pero, ¿por qué no tomamos medidas sobre el control de la población? ¿Por qué no evitamos que nuestros gatos sigan cazando? ¿Por qué no hacemos más campañas de esterilizaciones…?¿Hasta cuándo seguiremos normalizando esta situación? ¿No somos las personas (propietarios) de gatos quienes debiéramos de tomar medidas al respecto? ¿Somos menos amantes de la naturaleza aquellas personas que nos preocupa que los gatos campen a sus anchas sin control cazando?

Sinceramente y según los datos que vimos antes: a mí me preocupa mucho que los gatos se encuentren en todos los espacios naturales terrestres protegidos del Archipiélago Canario, no sé a ustedes…

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Artículo, Reservas Naturales
One comment on ““¿Me ha parecido ver un lindo gatito…?” La problemática de las especies invasoras en islas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: