El futuro de nuestros mares en una encrucijada: la nueva Directiva Europea deja fuera las costas

En la mayoría de las playas estamos acostumbrados a ver basura proveniente del mar. Son habituales las botellas y tapones, los trozos de madera y algún resto de calzado sin pareja. No sucede en un país concreto, el mar es un ecosistema donde no tienen cabida las fronteras. De hecho, los residuos son arrastrados por las corrientes hasta alejarse muchísimo del lugar de origen ¿Sin rumbo? En absoluto, no resulta tan complicado averiguar dónde acabará el mensaje en una botella del náufrago, las corrientes son fenómenos en gran medida  predecibles. Observemos la circulación oceánica general en el planeta.

Corrientes marinas

Corrientes marinas

La figura anterior muestra las células de que se conforman en ambos hemisferios. En el centro de estas células los movimientos de agua son casi nulos, convirtiéndose en zonas de acumulación de residuos. Si a esto le añadimos que el ser humano vierte actualmente seis millones de toneladas de basura al mar, el resultado en el Pacífico Norte es la Isla o Continente de la basura.

Isla de la basura

Isla de la basura

Tras ver el impactante documental Océanos de Plástico, encontramos un dato de WWF (http://chile.panda.org/?208625/columnadiareciclaje2013):

  • 1 millón de aves marinas y unos cien mil mamíferos marinos y tortugas marinas mueren cada año por ingestión de plásticos o estrangulamiento.
Ave marina

Ave marina

León marino

León marino

El desastre es descomunal, parece estar fuera de control ¿De dónde viene tanta basura? Los estudios estiman que el 80% de la contaminación del mar proviene de fuentes terrestres. Entonces, ¿qué medidas aplicamos contra esta situación? Pues precisamente en estos momentos se debate en el Parlamento Europeo sobre Planificación Marítima y Gestión Integrada de Zonas Costeras. Coordinar la gestión marina con la costera teniendo en cuenta que la mayoría de la contaminación marítima procede de tierra parece todo un acierto. Sin embargo, el debate sobre la Propuesta de Directiva está conduciendo a la eliminación de la parte referente a la interacción tierra/mar en la nueva normativa. No nos lo explicamos.

Acudimos a un experto en la materia, Javier García Sanabria, profesional del Grupo de Investigación “Gestión Integrada de Áreas Litorales”, de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de Cádiz, y miembro de la Red Iberoamericana de Manejo Costero Integrado (IBERMAR) (http://www.ibermar.org), que agrupa a gestores y profesionales de 15 países.

E: Hola Javier y gracias por atendernos ¿Qué se debate y a qué resoluciones se apunta?

J: Hola y gracias a ustedes por el interés. El pasado 11 de diciembre se votaron algunas enmiendas a la Propuesta de Directiva sobre Planificación Marítima y Gestión Integrada de Zonas Costeras en el Parlamento Europeo. La Propuesta de Directiva ha sido finalmente desprovista de la parte referente a la Gestión Integrada de Zonas Costeras. Tan sólo ha quedado en la última versión de la propuesta legislativa mención a la necesidad de tener en cuenta la interacción entre mar/tierra en aquellos casos en que se considere apropiado. Todo parece indicar, por tanto, que queda sujeta la coordinación de la gestión costera y marina a la voluntad y subjetividad del gestor de turno.

En cuanto a la desaparición de la parte de gestión costera de la norma, algunos países señalaban en el debate que la propuesta de Directiva afectaba al principio de subsidiariedad. En otras palabras, que interpretaban que estaban “metiéndose” en la “soberanía” de los Estados miembros.

E: ¿Y qué es lo que establece la nueva norma que pueda afectar a su soberanía?

J: Básicamente la Directiva vendría a obligar a los Estados miembros a realizar estrategias de gestión integrada de sus áreas litorales y a coordinarlas con la planificación de las actividades marinas. Los Estados interpretan que obligarlos a hacer estrategias de gestión de sus costas en un plazo determinado y persiguiendo una serie de objetivos mínimos (como la coordinación con las actividades marinas) supone una intromisión en sus competencias soberanas.

En mi opinión, y esto es extensible a la “España de las autonomías, y las diputaciones, cabildos, ayuntamientos”, nos preocupamos mucho de defender nuestras competencias, aquello que queremos que sea exclusivamente nuestro, pero nos preocupamos después muy poquito en responder en consecuencia a las responsabilidades adquiridas. Y estos “deberes” adquiridos por nuestros “derechos soberanos” implican gestionar espacios y recursos, usos y actividades, y multitud de intereses sobre estos bienes comunes que en ocasiones serán difícilmente reconciliables. Lo que quiero decir con esto es que gestionar tiene, a veces, un coste político importante, y por ello en la costa es común que se dilaten los problemas en el tiempo sin que se haga nada… que los haga el siguiente partido de turno, puede que piensen algunos, ¿pero cuál es el coste social y económico de no gestionar?. Pues ciertamente muy alto.

E: ¿Qué ocurre cuando no se gestionan los bienes comunes?

J: Simplemente se esquilman, se degradan, se agotan. Numerosos autores entre los que destacan Hardin, 1968, con la “tragedia de los comunes” u Ostrom, 1990 con su “dilema de los bienes comunes” reflexionan sobre el asunto. Lo que está claro es que en ausencia de criterios de gestión, son los criterios de mercado los que van a determinar qué se hace o se deja de hacer sobre el patrimonio común y éstos no entienden de recursos limitados, intereses colectivos, maximización de oportunidades o visión al largo plazo.

El problema

El problema

E: En concreto, ¿por qué es necesaria la integración?

J: El medio marino se encuentra fuertemente conectado e interrelacionado con el medio costero de manera que si la zona costera cambia de estado por efecto de una determinada presión, probablemente también lo haga la zona marina adyacente. De manera general puede decirse que esta conectividad tiene una triple vertiente: por un lado existe una conectividad muy grande entre poblaciones, por otro, una intensa interrelación entre ecosistemas, y finalmente, la conectividad también se da entre la parte marina y la costera a nivel físico-químico (flujos de sedimentos, de agua dulce, intrusión salina, de nutrientes, etc). Resulta, por tanto, lógico que a nivel jurídico-administrativo también exista conectividad entre los instrumentos de gestión del medio marino y el costero, al menos entre aquéllas herramientas cuyo ámbito geográfico de actuación incluya las aguas más próximas a la costa.

E: ¿Se han realizado denuncias?

J: Desde el grupo de investigación se envió el 10 de diciembre la carta adjunta a los europarlamentarios españoles defendiendo la necesidad de mantener la Gestión Integrada de Zonas Costeras (GIZC) en la propuesta de Directiva. EUCC (Coastal & Marine Union) ha elaborado también un documento de posicionamiento que se envía adjunto sobre la necesidad de tener en cuenta el litoral a la hora de planificar la zona marítima.

Las negociaciones y debates han continuado su curso. De hecho, el 11 de febrero ha sido discutido el tema de nuevo en el encuentro de “Friends of Presidency (FoP)” y miembros del Parlamento Europeo. EUCC y otras organizaciones internacionales (WWF, Seas at Risk) están tratando de movilizar contactos y crear presión sobre los tomadores de decisiones.

E: ¿Se puede hacer algo desde un punto de vista personal?

J: Es muy importante expresar tu opinión sobre un asunto que concierne a todos y todas. Se puede hacer de manera muy directa, los europarlamentarios españoles cuentan con dirección de email que puede obtenerse directamente de la web del Parlamento europeo en el siguiente link:

http://www.europarl.europa.eu/meps/es/search.html?country=ES

Además, las asociaciones y los colectivos sensibles a esta temática pueden organizarse y enviar una carta conjunta. Les ánimo a ello.

Le agradecemos a Javier sus reflexiones. Seguiremos con atención el proceso (http://www.europarl.europa.eu/oeil/popups/ficheprocedure.do?lang=en&reference=2013/0074%28COD%29 ) y, muy importante, les invitamos a participar en la reclamación y su divulgación.

¿Cómo es de grande tu huella de plástico?

¿Cómo es de grande tu huella de plástico?

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en Artículo, Ecosistemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: