Día Mundial de la Eficiencia Energética

Día Mundial Eficiencia Energética

Día Mundial Eficiencia Energética

Esta semana, concretamente el miércoles 05 de marzo, hemos celebrado el Día Mundial de la Eficiencia Energética, el cual viene celebrándose desde 1998 cuando, durante la Primera Conferencia Internacional de la Eficiencia Energética celebrada en Austria, se decidió establecer una fecha en la que todos los ciudadanos reflexionáramos sobre la problemática del uso abusivo de los combustibles fósiles y la importancia de comenzar a explotar fuentes de energía renovable.

¿Qué entendemos por eficiencia energética?

La eficiencia energética, es una de las políticas llevadas a cabo en la lucha contra el cambio climático encaminada a potenciar el uso racional de los recursos naturales en favor de un desarrollo sostenible. A partir de los años 70 el consumo energético creció de forma exponencial, debido a la incorporación a nuestras viviendas de todo tipo de electrodomésticos y equipos electrónicos,  encaminados a facilitar nuestra vida diaria y a entretenernos en nuestros ratos de ocio. Este crecimiento del consumo no solo repercute en nuestro bolsillo, ya que incrementa el gasto económico, sino que también, tiene consecuencias negativas para el medio que nos rodea, acelerando de forma insostenible el consumo de recursos naturales. Este consumo excesivo, genera una preocupación en cuanto a la disponibilidad de los recursos naturales existentes destinados a la producción de energía, los cuales se ven claramente mermados, por lo que su obtención resulta cada vez más dificultosa y, por tanto, más costosa. Al ritmo que estamos consumiendo, llegará un momento en que no podremos disponer de estas fuentes de energía fósiles debido a su agotamiento o incluso a su difícil y costosa obtención, lo que producirá que no sea rentable su extracción. Por todo ello, fundamentalmente en la última década, se ha visto la necesidad de racionalizar el gasto de los recursos y fomentar que en toda actividad se busque la máxima eficacia en el consumo.

De este modo, La eficiencia energética se traduce en conseguir más y mejores resultados con menos recursos. Aunque al hablar de eficiencia energética, en la mayoría de las ocasiones hacemos referencia a la energía eléctrica, por ser la más utilizada, la Eficiencia Energética puede aplicarse a todas las fuentes de energía utilizadas, como gasoil, gas, vapor, etc. En definitiva, la eficiencia energética, independientemente del tipo de energía empleada, tiene por objeto llevar a cabo un consumo energético de forma más eficaz por el cual obtengamos una mayor capacidad de energía con el menor gasto posible, contribuyendo de este modo a la sostenibilidad.

Energía más verde

Energía más verde

¿Qué beneficios obtendremos con la eficiencia energética?

Debemos entender que un uso eficiente de la energía no comprometerá nuestro bienestar o nuestra calidad de vida, al contrario, mediante la eficiencia energética podemos obtener los mismos bienes y servicios energéticos empleando menos recursos, asegurando el abastecimiento, protegiendo el medioambiente y fomentando la sostenibilidad. Además, al reducir el consumo disminuyen también los costes de producción así como el gasto energético en nuestros hogares, que se traduce en un ahorro económico en la factura de la luz o del gas. Además, la eficiencia energética favorece la mejora en los procesos de producción, el reciclaje, el uso de productos menos contaminantes, etc. contribuyendo de este modo a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático.

En definitiva, La Eficiencia Energética genera, entre otras, las siguientes ventajas o beneficios:

  • Reducción de los costes de producción, al consumir menos energía por unidad producida.
  • Menor desperdicio de energía usando tan sólo lo que se necesita.
  • Contribución a la protección del medio ambiente ejerciendo menos presión sobre los recursos naturales y generando menos contaminación.
  • Reducción del consumo en nuestros hogares, lo cual se traduce en una disminución de las facturas de la luz o del gas. En este sentido se plantea que los hogares españoles podrían ahorrar una media de 430 euros al año, lo que supondría una reducción del 51% de la factura, siguiendo las recomendaciones indicadas en el Certificado de Eficiencia Energética.

Energy Efficiency

Energy Efficiency

¿Cómo podemos ser más eficientes energéticamente?

Tras todo lo descrito nos parecerá complicado llegar a ser eficientes energéticamente, sin embargo, aun sin realizar una certificación energética, tan solo siguiendo una serie de pautas de fácil aplicación, nos resultará sencillo reducir nuestro consumo diario de energía y ver cómo esto se materializa en un ahorro en la factura de la luz.

Aquí van unos consejos:

– Utilización de bombillas eficientes y siempre que sea posible aprovechar la luz natural. La iluminación supone un 15% del consumo de nuestros hogares. Utilizando bombillas de bajo consumo o led, reduciremos bastante nuestro consumo.

– No realizar lavados a altas temperaturas ya que se gasta mucha energía en calentar el agua, sin embargo si tenemos en cuenta que lavar con agua fría resulta igualmente eficaz.

– Adquirir electrodomésticas de bajo consumo. Para ello debemos fijarnos en las etiquetas teniendo en cuenta que aquellos que menos gastan son del tipo A, A+, A++.

– Utilizar el microondas en vez de horno nos ahorrará hasta un 70% de energía.

– Acumular el planchado para optimizar el gasto.

– El TV plano consume un 40% menos de  energía que uno normal de igual tamaño.

– Apagar el ordenador si no se va a usar en una hora. En el caso de no poder apagarlo, apagar el monitor supone un ahorro considerable.

– Usar regletas con interruptor para apagar todos los aparatos evitando así el consumo fantasma.

– Usar aire acondicionado de forma moderada y con una temperatura igual a los 24º, evitar poner el aparato cerca de fuentes de calos como lámparas o tv, ya que pueden engañar al aparato.

– Si se instala calefacción es preferible la centralizada a aquella de equipos independientes.

– Utilizar la lavadora, la secadora o el lavavajillas a plena carga pero sin sobrecargarlos.

Estos son tan solo algunos ejemplos de cómo reducir nuestro consumo energético, sin embargo hay muchas más técnicas que podemos llevar a cabo por lo que les animo a investigar sobre ello e incluso a compartirlas en nuestro Facebook.

Anatomía de una Eficiencia Energética

Anatomía de una Eficiencia Energética

Mide tu huella ecológica: (encuesta sobre la energía)

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Artículo, Consumo, Energías renovables
One comment on “Día Mundial de la Eficiencia Energética
  1. eurosun dice:

    Reblogueó esto en eurosun.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: